Ante bajos precios agrícolas, aconsejan concentrarse en costos y estrategias de venta

También es momento de concretar inversiones para aumentar la productividad de las empresas agropecuarias

30/10/2017 | 11:43

 

“Reinventar el negocio agrícola” fue el lema que identificó la reciente jornada organizada por Agroeducación en la Bolsa de Comercio de Rosario. El evento tuvo como objetivos aportar información para mejorar la comercialización de granos y los procesos de agregado de valor en el agro.

 

No retener inútilmente

La primera disertación, a cargo de Antonio Ochoa, de la consultora RJ O´Brien, motivó a la audiencia a repensar la conveniencia de almacenar grano y no vender, dado que el panorama de corto plazo indica “una tendencia lateral bajista, con lo que guardar grano equivale a perder quintales conforme pasa el tiempo”.

Ocho dijo que “en estos mercados bien abastecidos la demanda no presiona con intensidad”. Desde su visión, admitió que “los precios de granos en la Argentina son buenos y que si no generan márgenes satisfactorios a los productores hay un problema de costos de cada empresa, no de cotizaciones del mercado”.

En este contexto, solo una falla productiva generaría un cambio de precios, modificando sustancialmente los volúmenes de oferta de manera tal que genere un cambio de tendencia hacia el alza.

No obstante, al considerar el panorama de mediano plazo Ochoa recordó que la demanda tiende a infinito, mientras que la oferta tiene un límite; por lo tanto, estos mercados con precios acotados no durarán y volverán las alzas, pero no en el corto plazo.

Respecto a la virtual prohibición de exportación de biodiésel desde la Argentina, Ochoa afirmó que “Estados Unidos no necesita importar, por lo que no se debe considerar ese mercado como potencial cliente; los actuales aranceles a la importación no van a caer”.

“La Argentina sí tiene porvenir en las exportaciones de harina de soja; en ese producto el país es muy competitivo y nadie le va a quitar el mercado”, proyectó. No obstante, aclaró: las áreas de siembra de soja y los rendimientos siguen creciendo año a año en Estados Unidos y en Brasil, pero la Argentina ha quedado rezagada y muestra menor competitividad con este cultivo”.

Respecto del maíz indicó: “China elevará el punto de corte con etanol hacia 2020 y en 2018 entrarán en funcionamiento 10 plantas de etanol, que requerirán 9 millones de toneladas de maíz por año; esto aumenta el volumen de cereal demandado por este país en el corto plazo”.

Ochoa finalizó su disertación con una reflexión: “concéntrense en sus márgenes y no en los precios; administren costos y ventas; midan estrategias por resultados y no por esfuerzos; siembren innovación para cosechar prosperidad”.

 

El crédito como palanca para el crecimiento

Por su parte, el consultor Salvador Di Stefano destacó que “el tipo de cambio subirá por encima de 18 pesos por dólar y que hoy es oportuno asegurarlo comprando en el Rofex, lo que permitiría sumar valor a la venta de granos”.

No obstante, el analista dejó claro que “con las actuales reglas de juego, el dólar no va a explotar a la suba; por lo tanto, la estrategia debe ser rotar la mercadería, no almacenar, no atesorar dólares y buscar inversiones que mejoren la rentabilidad”.

En esa línea de ideas, subrayó la importancia de tomar créditos para provocar “saltos” de productividad y pagar el préstamo con el resultado de mejores rentas aprovechando las actuales tasas ofrecidas a la producción.