Un mal momento para el sorgo

Abundantes existencias mundiales de maíz determinan que el consumo alcance su nivel más bajo en la campaña 2017/18

12/09/2017 | 7:00

 

Caerá el área sembrada con sorgo en la Argentina en la campaña 2017/18. La explicación es muy sencilla: las importantes existencias mundiales de maíz, su precio competitivo y sus mejores cualidades nutritivas para alimentación animal reducen las compras del grano.

Para muestra basta un botón: el volumen total de sorgo exportado desde Estados Unidos a China descendió desde 8,3 Mt en la campaña 2015/16 a 4,7 Mt en el ciclo 2016/17, según las cifras del USDA.

Producción y consumo mundiales
Según datos del Consejo Internacional de Cereales, la cosecha mundial de sorgo acusaría un ajuste negativo del 1,7% en la campaña 2017/18, principalmente por la caída de la producción en Estados Unidos y en la Argentina (ver gráfico).

Del lado de la demanda, la entidad prevé un retroceso anual en la misma magnitud, a 61 Mt, la cifra más baja en cuatro años. A grandes rasgos, estos datos serían neutrales para el precio del sorgo, aunque la feroz competencia del maíz le quita esperanzas alcistas.

Balance mundial de oferta y demanda de grano de sorgo

El sorgo en la Argentina
En nuestro país, el principal destino del sorgo es el consumo animal, mientras que, igual que en la situación mundial, la actividad exportadora fue perdiendo protagonismo con el transcurrir de los años. Según las cifras oficiales, el volumen exportado en la campaña 2016/17 fue de 300.000 toneladas, tres veces menos que en la 2014/2015 (ver gráfico).

Balance de oferta y demanda de sorgo en la Argentina

El principal destino de exportación es Japón, representando el 68% del volumen embarcado desde la Argentina, aunque también con un marcado descenso en las últimas campañas.

Nuestro país ocupa el tercer lugar como exportador mundial, con el 9% del comercio global, luego de Estados Unidos (que participa con el 75%) y Australia (con un 12% del total exportado). Estos dos orígenes compiten con el sorgo argentino por la distancia a los centros de consumo. No obstante, en cuestión de precios, el valor local mantiene un interesante descuento respecto de sus competidores, comportamiento que se observa en el siguiente gráfico.

Evolución de los precios de exportación de sorgo
Agosto de 2016-agosto 2017

 

Siembra 2017/18
En la Argentina, el descenso del precio del sorgo para exportación, la escasa liquidez del mercado y la competencia del maíz para consumo desincentivan a los productores a destinarle hectáreas. Se estima que la superficie del sorgo para la campaña 2017/18 descenderá a su nivel más bajo en nueve años.

Sin embargo, corresponde aclarar que los suelos argentinos tienen la potencialidad de posicionarse como productores mundiales competitivos de sorgo si el marco comercial lo permitiera. Este cultivo se caracteriza por exigir una baja inversión inicial, con un alto aporte de materia orgánica al suelo, siendo capaz de soportar fuertes condicionamientos ambientales como un estrés termo-hídrico. Es una buena alternativa productiva para suelos marginales y también podría considerarse materia prima para la producción de etanol o biogás para diversificar la matriz energética nacional. En los últimos años, se destaca la labor del INTA promoviendo el mejoramiento de los diferentes materiales genéticos, apuntando a una mayor productividad y usos específicos.

 

Fuente: Informativo Semanal de la Bolsa de Comercio de Rosario