En el norte de La Pampa se redujo 40 por ciento el área sembrada con trigo

Por los excesos hídricos, tampoco se cosechará el 15 por ciento de los cultivos de grano grueso

09/11/2017 | 6:00

El equipo de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca se reunió con productores y referentes zonales de General Pico, en el departamento de Maracó, en el norte de la provincia de La Pampa, para conocer su situación productiva. De estos encuentros surgieron los datos que se presentan a continuación.

 

Cereales

Los cultivos de grano fino fueron los más perjudicados debido al anegamiento producido por las lluvias de otoño, observándose una reducción de 40% en la superficie con respecto a la campaña pasada. A principios de noviembre, los cultivos llevan dos a tres aplicaciones de fungicidas para combatir la mancha amarilla y la roya.

En esa misma fecha, aún quedaba por levantar 10 por ciento de la cosecha de maíz en la zona. Para las siembras 2017/18, la mayoría de los productores elige la fecha tardía (primera quincena de diciembre) debido a la mayor estabilidad en los rendimientos.

 

Oleaginosas

La cosecha de soja está terminada. Los rendimientos promedio fueron 3000 kg/ha, con picos de 4500 kg/ha, superando el promedio de la zona de 2000 kg/ha.

El cultivo de girasol alcanzó un rinde promedio de 2200 kg/ha. Para la campaña 2017/18 se espera una reducción de un 50% de superficie con respecto a la previa debido a la falta de piso, la gran cantidad de lotes inundados y la corta “ventana” de siembra.

En general se estima que quedará un 15% de cultivos de grano grueso sin cosechar a causa de las inundaciones.

Entre los productores de la zona se observa una gran incertidumbre respecto de los cultivos por sembrar en el ciclo 2017/18, porque la napa sigue cerca de la superficie y existe pronóstico de lluvias para las próximas semanas.