Rusia se convirtió en el principal exportador de trigo

La cosecha 2017/18 superará los 82 millones de toneladas

03/10/2017 | 5:32

La cosecha 2017/18 en Rusia alcanzó rendimientos de 3,31 toneladas por hectárea y un volumen superior a los 82 millones de toneladas, según el Ministerio de Agricultura de dicho país.

Con la consolidación de Rusia como el principal exportador mundial, la competencia con el trigo del Mar Negro es desventajosa para la Argentina, ya que la única forma de llegar a los mismos mercados es a través de un bajo nivel de precios. Hay que aclarar, sin embargo, que Rusia tiene hoy altos costos de logística, lo que dificulta la llegada de la mercadería al puerto.

 

Panorama mundial

En el último reporte de stocks trimestrales, el USDA informó que las existencias de trigo en Estados Unidos al 1 de septiembre eran de 61,38 millones de toneladas, por encima de los 60 millones que esperaba el mercado. Además, elevó la producción para la campaña 2017/18 a 47,37 millones de toneladas

Si bien las cifras de existencias publicadas por el USDA fueron inferiores a lo registrado en la campaña anterior, el impacto en el mercado fue negativo porque se esperaba que el recorte fuera superior.

Hay que entender las razones de esta caída en las existencias. Una de las más resonantes es que el área total implantada con trigo (incluyendo de primavera y verano) fue la menor en 100 años. Además, son conocidos los inconvenientes climáticos sufridos a lo largo de la campaña en Estados Unidos, sobre todo en las planicies del norte, donde la falta de precipitaciones se hizo notar.

Por otro lado, como se observa en el gráfico, la superficie fue inferior en muchos de los principales países productores. Cabe destacar a Australia, Canadá y Estados Unidos con reducciones de alrededor del 23% en promedio.

Variación de área sembrada de los principales países productores de trigo

Porcentaje respecto del año anterior

En síntesis: A pesar de los inconvenientes que enfrentaron algunos países trigueros, la producción mundial sigue siendo satisfactoria y se estima en 744 millones de toneladas según el USDA. Las existencias alcanzarían los 263 millones para la campaña 2017/18 y serían superiores a los stocks finales de un año atrás.