Autorizan varios insecticidas para el control de la langosta

El Senasa aprobó el uso de Cipermetrina, Deltametrina, Fipronil, Lambdacialotrina y Diflubenzuron

02/01/2018 | 2:00

Luego de muchos años sin ataques, en 2015 reapareció la langosta en una zona comprendida por el sur de Tucumán, Santiago del Estero y Catamarca, donde produjo graves daños. En 2016, la población volvió a niveles normales pero en 2017 resurgió, aparentemente a partir de una manga que habría entrado desde Paraguay y Bolivia, asentándose en una zona de monte ubicada entre Chaco y Santiago del Estero. “A partir de los nacimientos de esa zona, hubo ataques de langostas en casi todas las provincias del norte argentino, ya que los adultos voladores pueden recorrer 200 kilómetros por día”, advierte Roberto Palomo, secretario de Apronor.

La gran movilidad es una de las causas por las que la plaga es difícil de controlar. En 2017 se han detectado 537 puntos donde se produjeron ataques. En algunos campos sembrados, se debieron efectuar tres o cuatro aplicaciones para controlar la plaga. Hasta hace poco, estas pulverizaciones enfrentaban inconvenientes porque algunos insecticidas no estaban autorizados para el control de esta plaga.
Recientemente, el Senasa, a través de la Dirección Nacional de Protección Vegetal, aprobó los productos y dosis que se listan en el cuadro.

Productos insecticidas y dosis aprobados por el Senasa

Carlos Marín Moreno