“Es avasallante el ingreso de frutas y verduras en estaciones que se superponen con períodos de cosechas locales”

“Nos dicen que la única forma de volver al mundo es con un mercado abierto, nos explican que los números de la importación son irrelevantes, pero la pregunta es: ¿Qué vara usan para medir la relevancia? Lo que vemos nosotros es que en cada chacra, nuestra gente siente de cerca que esto sí es un problema al que se le debe prestar atención”, indicó Orlando Marino, secretario Gremial de Federación Agraria Argentina (FAA).

13/12/2017 | 4:22

El Secretario Gremial de Federación Agraria Argentina, Orlando Marino, expresó su gran preocupación por “el avasallante ingreso de frutas y verduras en estaciones que se superponen con periodos de cosechas locales”.

“Ver en las verdulerías y supermercados del país tanta uva, vino, manzana, naranja, banana, naranjas y otros productos traídos de afuera, mientras nuestra gente en las economías regionales tiene que abandonar la producción, produce un dolor difícil de explicar”, señaló el dirigente federado.

“Nos dicen que la única forma de volver al mundo es con un mercado abierto, nos explican que los números de la importación son irrelevantes, pero la pregunta es: ¿Qué vara usan para medir la relevancia? Lo que vemos nosotros es que en cada chacra, nuestra gente siente de cerca que esto sí es un problema al que se le debe prestar atención”, añadió Marino.

El Secretario Gremial FAA agregó: “Si un productor no puede vender su producción, porque las reglas de juego hace años que no son claras en el mercado interno, por qué se profundiza una distorsión de precios entre el productor y consumidor, al que tenemos que sumarle el ingreso importador. Así, las industrias que procesan alimentos presionan hacia la baja del precio que nos pagan por la materia prima, como en el damasco y durazno, o la ciruela con un panorama cada vez más desalentador”.

Marino recordó que a principios del 2016 el ministro de Producción, Francisco Cabrera, hablaba de la apertura indiscriminada de la economía y que el Gobierno iba de la mano de una estrategia de inserción al mundo inteligente, donde nadie quedaría atrás. “Eso, hoy, parece un cuento de hadas”, cuestionó el dirigente federado.