Granos y carnes en el mundo, dos reportes que unidos dan un mensaje al agregado de valor

Dos reportes que unidos dan un mensaje al agregado de valor.

23/10/2017 | 11:38

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), publico este 12 de Octubre dos informes que el mercado mundial de agro alimentos considera en sus precios. Uno es el reporte mensual de oferta y demanda mundial de granos, y el otro es el reporte semestral de carnes.

La evolución de producción, consumo y exportaciones de estos productos brindan un pantallazo de la dirección en que los mercados se dirigen, por tanto veamos en que tasa se proyecta el crecimiento o decrecimiento de estas variables desde el presente 2017 hacia el 2018, combinados en un gráfico.

Vemos que para granos hay un estancamiento en trigo, un retroceso en maíz y un crecimiento en soja, mientras que las producciones cárnicas se encuentran en crecimiento tanto de producción, consumo como de exportación.

En medio de estos gruesos datos hay muchos detalles a contemplar, como por ejemplo el amplio stock de los tres granos en el mundo, que generan tranquilidad a la demanda por la seguridad de abastecimiento, principalmente en soja, donde el aumento interanual del consumo proyectado, hace ver como si el mercado tuviera que presionar al alza, pero por los stocks de mercadería almacenados en el mundo, esto no pasa y el mercado sostiene una tendencia lateral de precios.

En el caso de las producciones cárnicas, vemos que el mundo eleva su apuesta productiva, en general aumentando stock en bovinos, y ganando eficiencia en porcinos, pero al final todas las carnes aumentan toneladas producidas, que acompañan al crecimiento del consumo.

Pasando al rubro de exportación, vemos que solo soja crece hacia el año que viene, mientras maíz pierde un gran protagonismo exportador. Las carnes sin embargo, siguen elevando su volumen destinado a exportación, y es aquí donde agregaremos un elemento más de análisis, el protagonismo exportador de los granos y carnes analizadas, considerando el volumen global producido, y la proporción del mismo destinado a exportación. Grafiquemos esta información para visualizarla mejor.

Como es sabido, la soja es un mercado de exportación, con más del 40% de la producción global de granos con destinos fuera de los países productores. Maíz sin embargo, con un 14% de la producción global destinada a exportación, claramente es un grano cuyo principal fin es uso doméstico, y dentro de estos uno de los principales, el agregado de valor como carnes.

Cuando vemos que la exportación de maíz decrece, pero la de todas las carnes crece a nivel mundial, debemos comprender que el mundo sigue demandando carne, y que hay potencial de desarrollo en esta área de agregado de valor.

Conclusiones: Los precios de los granos siguen en niveles muy ajustados, y con potencial de bajas, en la medida que la siembra gruesa de Sudamérica mejore su expectativa productiva. Las carnes siguen en expansión, y Argentina con potencial de ganar mercado, sobre todo en carnes
bovinas y porcinas, con precios de maíz que cada vez más invitan a comerlo dentro de casa que a exportarlo.

Visualizar el contexto macro, nos permite comparar lo que pasa en el mundo, con lo que pasa puertas adentro, y seguir apostando a sistemas de agregado de valor, considerando la coyuntura local que apoya este camino.