Cuál es el impacto de la devaluación del peso sobre las actividades agropecuarias

El mayor valor del dólar beneficia a la agricultura y perjudica significativamente a la lechería

14/06/2018 | 6:00

Para los principales cultivos agrícolas el precio de la producción está fijado en dólares. Sin embargo, parte de los costos se fijan en dólares y otra parte en pesos. Así, en caso de una depreciación, la relación insumo/producto en la actividad agrícola no se ve afectada sobre los costos en dólares. En el caso de los costos en pesos, la relación mejora siempre y cuando el “pass through” no compense totalmente el abaratamiento de los costos en pesos medidos en dólares de producto.

El “pass through” indica en qué medida una depreciación del peso se traduce en aceleración de la inflación. Se produce fundamentalmente porque depreciar vuelve más caros bienes de consumos e insumos importados, y también aquellos bienes que pueden exportarse y tienen un precio internacional de referencia en dólares. A su vez, los incrementos de estos bienes, llamados transables, pueden generar reclamos de recomposición salarial que aumentan los costos, incluso de las empresas que no exportan ni usan insumos importados transmitiendo la presión al alza de los precios al resto de la economía. En el caso concreto de los granos, si el “pass through” fuese igual a uno, depreciar un 50% no mejoraría la relación insumo/producto porque las distintas labores aumentarían también 50%, dejando su costo en dólares sin cambios.

Para la ganadería y la lechería, donde el precio del producto se fija en pesos, el impacto es inverso. Una depreciación del peso generalmente tiene un impacto negativo en la relación insumo/producto, debido a que, en líneas generales, el precio pasado a dólares se “licúa” y los insumos fijados en dólares no se ven afectados. Esto podría empeorar si, además el “pass through” de la depreciación fuese mayor en los costos en pesos que en los ingresos.

 

Comparación de costos de cultivos

Para tener un aproximado del impacto que podría tener la variación de la cotización del dólar durante los últimos meses se cuantificó la participación de costos en dólares y en pesos sobre el total de los costos para los principales cultivos de la actividad agrícola en campo arrendado.

Así, se pudo observar que los cultivos con mayor participación de costos en dólares son girasol y maíz, con una participación del 72 y 61% respectivamente. Esto se explica en parte por el costo de la semilla de los híbridos, que representa mayor proporción en los costos respecto a los otros cultivos.

En los cultivos de cosecha fina, el trigo tiene una participación del 55% mientras que la cebada, de 54%. Los doble cultivos de soja/trigo y soja/cebada tienen una participación de costos en dólares de 51 y 52% respectivamente. Por su parte, el cultivo de sorgo presenta la menor participación de costos en dólares, con 43%.

 

Ganadería de carne

En el caso de la ganadería, se evaluó la participación de costos dolarizados sobre el total   de   los   costos para distintos sistemas ganaderos (cría, ciclo completo, invernada contemplando y sin contemplar la compra de terneros y feedlot sin contemplar y contemplando la compra de terneros).

Así, la actividad de cría es la de menor  porcentaje de costos fijados en valor dólar (7%) seguida por la invernada cuando se contempla el valor del ternero (14%) y el ciclo completo (17%). El feedlot es el sistema en el cual el porcentaje de costos dolarizado es mayor (31%).

 

Lechería

En la lechería, para un modelo productivo de intensidad intermedia, el 69% de los costos totales son gastos fijados en dólares.

Cuando se desglosan los costos en actividades del tambo y en costos indirectos, se observa que la actividad es la de mayor porcentaje de costos en dólares (82%), siendo la misma la que podría verse en mayor medida afectada por un aumento en la cotización del dólar que distorsione las relaciones insumo/producto.

En suma, para las tres actividades (agricultura, ganadería y lechería) la depreciación del peso registrada estas últimas semanas tendrá impactos directos sobre los resultados económicos. La actividad agrícola se ve mayormente beneficiada por la mejora en la relación insumo/producto. Si bien a largo plazo dependerá del “pass through” sobre los costos en pesos si esas mejoras se mantienen o no.

La ganadería, según sistema productivo y dependencia de costos en dólares, se podrá ver impactada en mayor o menor medida, mientras que la lechería, por su mayor dependencia de costos en dólares y la menor relación entre el precio de su producción y la cotización de la divisa, pareciera ser la actividad que más va a sufrir una desmejora en su relación insumo/producto.

 

 

Fuente: CREA