El informe del USDA derrumbó los precios de la soja

Las cotizaciones cayeron 15 dólares por tonelada

10/08/2018 | 4:48

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos publicó su nuevo informe mensual de estimaciones sobre oferta y demanda de granos en el nivel mundial. El dato que sorprendió al mercado estuvo en el espacio de la soja, donde el organismo elevó el volumen de la cosecha estadounidense hasta un nivel récord que superó, incluso, las estimaciones más optimistas difundidas por los operadores en la previa del trabajo oficial. Esa estimación provocó un fuerte derrape de las cotizaciones de oleaginosa en Chicago.

El USDA también elevó el volumen de la cosecha estadounidense de maíz y las existencias por encima de lo esperado por el mercado. Respecto del trigo, donde había mucha expectativa, elevó la la producción y las exportaciones de Rusia. Además, reflejó el perjuicio del clima sobre la Unión Europea, con recortes en la producción y en las ventas externas.

 

Soja

En su análisis de la campaña 2017718 en los Estados Unidos, el USDA estimó las existencias finales en 11,69 millones de toneladas, por debajo de los 12,64 millones del mes pasado y de los 12,52 millones previstos por el mercado. Este recorte respondió al incremento de las exportaciones, de 56,74 a 57,43 millones.

Estimó la producción de Brasil en 119,50 millones de toneladas, sin cambios respecto de mes pasado. El saldo exportable de poroto de soja fue elevado de 74,65 a 75,50 millones.

Para la Argentina, ratificó la cosecha en 37 millones de toneladas, mientras que las importaciones fueron elevadas de 3,75 a 3,90 millones y las exportaciones fueron sostenidas en 3,10 millones.

Las compras de China fueron reducidas de 97 a 96 millones de toneladas.

En el nivel mundial, el USDA estimó las existencias finales de soja en 95,61 millones de toneladas, frente a los 96,02 millones del mes pasado y a los 95,53 millones previstos por el mercado.

El organismo estimó la producción de soja estadounidense 2018/19 en un récord de 124,81 millones de toneladas, por encima de los 117,30 millones del mes pasado y de los 119,94 millones previstos por el mercado. Vale destacar que el dato oficial quedó incluso por encima del máximo previsto por los operadores, que manejaron un rango de 116,48 a 124,54 millones de toneladas. Este incremento productivo estuvo fundamentado en el aumento del rinde promedio, que pasó de 32,62 a 34,70 quintales por hectárea.

En cuanto a la oferta sudamericana, el USDA estimó la producción de Brasil en 120,50 millones de toneladas y el saldo exportable, en 75 millones, sin cambios. Lo mismo definió para la Argentina, dado que el organismo sostuvo la cosecha y las ventas externas en 57 y en 8 millones de toneladas, respectivamente.

En medio de la guerra comercial, las importaciones de China fueron estimadas por el USDA en 95 millones de toneladas, sin cambios.

La producción mundial de soja fue estimada por el USDA en 367,10 millones de toneladas, por encima de los 359,49 millones del mes pasado. Un dato relevante para el mercado de la oleaginosa es que las existencias finales fueron elevadas por el organismo de 98,27 a 105,94 millones de toneladas, es decir, se quebró la barrera psicológica de los 100 millones.

 

Maíz

En su revisión de la campaña anterior, el USDA estimó las existencias finales estadounidenses en 51,5 millones de toneladas, sin cambios respecto del reporte anterior y por encima de los 51,34 millones esperados por el mercado.

Para Brasil, estimó la producción en 83 millones de toneladas, por debajo de los 83,50 millones previstos en julio. El saldo exportable fue reducido de 26 a 23 millones de toneladas.

En cuanto a la Argentina, el organismo estimó la cosecha en 33 millones de toneladas, sin cambios. También fue sostenido el saldo exportable, en 24 millones. Con este último dato, el USDA devolvió a la Argentina al segundo lugar del listado de mayores exportadores de maíz.

En el nivel mundial, el organismo estimó las existencias finales de maíz en 193,33 millones de toneladas, frente a los 191,73 millones de julio y a los 190,81 millones esperados por el mercado.

La nueva cosecha de maíz de los Estados Unidos fue estimada por el USDA en 370,51 millones de toneladas, por encima de los 361,46 millones del reporte de julio y de los 366,05 millones previstos por el mercado. Este incremento productivo se sustentó en el aumento del rinde promedio nacional, que pasó de 109,21 a 111,97 quintales por hectárea.

Las existencias finales fueron proyectadas por el USDA en 42,77 millones de toneladas, por encima de los 39,43 millones del reporte precedente y de los 41,57 millones esperados por el mercado.

Para Brasil, el USDA redujo su previsión de la cosecha de maíz de 96 a 94,50 millones de toneladas y el saldo exportable, de 31 a 29 millones.

Sin cambio, el USDA proyectó la producción y las exportaciones de maíz argentino en 41 y en 27 millones de toneladas, respectivamente.

La producción de maíz de la Unión Europea (UE) fue estimada en baja por el USDA, de 61,50 a 59,80 millones de toneladas, mientras que las importaciones fueron elevadas de 16 a 18 millones.

Entre los oferentes, las exportaciones de Ucrania fueron elevadas de 24 a 24,50 millones de toneladas, gracias al incremento previsto en su producción, de 30 a 31 millones.

Y entre los compradores, el USDA mantuvo sin cambios las demandas de México, en 16,20 millones de toneladas; de Japón, en 14,50 millones; Corea del Sur, en 10,20 millones, y de Egipto, en 9,70 millones.

En el nivel mundial, el USDA estimó la producción de maíz en 1061,05 millones de toneladas, por encima de los 1054,30 millones del mes pasado. Las existencias finales fueron proyectadas en 155,49 millones, frente a los 151,96 millones del informe anterior y a los 152,59 millones calculados por el mercado, en la previa del reporte oficial.

 

Trigo

El USDA estimó el volumen de la cosecha estadounidense de trigo 2018/19 en 51,08 millones de toneladas, por debajo de los 51,21 millones previstos en julio, pero por encima de los 50,35 millones calculados por el mercado. Este descenso estuvo fundado en la leve caída del rinde promedio, de 31,94 a 31,88 quintales por hectárea.

Fuera de las cifras respectivas a los Estados Unidos, se destaca lo siguiente:

  • En uno de los datos más esperados por el mercado, el USDA elevó de 67 a 68 millones de toneladas el volumen de la cosecha de Rusia e incrementó de 34 a 35 millones su saldo exportable.
  • En cuanto a Ucrania, estimó la cosecha en 25,50 millones de toneladas, sin cambios respecto de julio. El saldo exportable fue sostenido en 16,50 millones. A su vez, el Ministerio de Agricultura de Ucrania, que prevé una cosecha de 24 millones de toneladas de trigo, acordó con el sector comercial un cupo exportable de hasta 16 millones, incluidos 8 millones de toneladas de trigo para molienda.
  • Para el tercer país triguero relevante de la zona del Mar Negro, Kazajstán, el USDA elevó el volumen de la cosecha de 14 a 14,50 millones de toneladas y mantuvo el saldo exportable en 8,50 millones.
  • Dentro de los tradicionales proveedores, el USDA mantuvo sin cambios la cosecha y las exportaciones de Canadá, en 32,50 y en 24,50 millones de toneladas, respectivamente.
  • La misma suerte corrió para Australia, pese a la expectativa de recortes, dado que el organismo mantuvo en 22 millones de toneladas la cosecha y en 16 millones las exportaciones.
  • En cuanto a la UE, la cosecha fue reducida de 145 a 137,50 millones de toneladas; las importaciones fueron sostenidas en 5,50 millones y las exportaciones fueron fuertemente recortadas, de 27,50 a 23 millones.
  • La producción de la Argentina fue sostenida por el USDA en 19,50 millones de toneladas, igual que las exportaciones, en 14,20 millones.

En el nivel mundial, el USDA proyectó la producción de trigo en 729,63 millones de toneladas, por debajo de los 736,26 millones de toneladas del informe de julio. Las existencias finales fueron calculadas en 258,96 millones, frente a los 260,88 millones del informe anterior y a los 256,42 millones previstos por el mercado.

 

Fuente: Granar Research