Sin avances tras la reunión entre Trump y Xi Jinping

China sigue comprando soja en Sudamérica

07/12/2018 | 9:23

 

En el acuerdo que habían conversado Trump y Xi Jinping en la Argentina no hay una fecha exacta de concreción ni un volumen determinado. Se habló de una tregua de 90 días pero no se especificó en qué momento se realizaría. Mientras tanto, China sigue comprando soja en Sudamérica.

Con la reunión en Buenos Aires y los tuits posteriores al G 20, el presidente Trump generó que China compre soja relativamente barata en futuros y que se debiliten los precios en Sudamérica, sin que se fortalezcan los de Estados Unidos, con China como único beneficiado.

 

China, siempre China

Los márgenes de molienda en China son negativos y la expansión de la fiebre porcina es grave, aunque por ahora no se habla de una desaceleración de demanda.

Los rumores indican que China podría comprar 10 millones de toneladas de poroto de soja, 12 de maíz, 3 de etanol y 7 de trigo desde Estados Unidos tras el acuerdo.

Sin embargo, los 10 millones de toneladas de soja reemplazarían lo que dejaría de comprar en Sudamérica, que debería exportar a otros destinos quitándole espacio a Estados Unidos.

La realidad, entonces, es que la hoja de balance podría cambiar un poco, pero no desaparecían los stocks inmediatamente producto de una repentina demanda de importación de China.

Mientras tanto, para la campaña 2018/19 se estima un incremento de 9% de uso de aceite de soja para biodiésel en Estados Unidos. Este proceso se hizo más agudo desde que cesaron las importaciones de desde la Argentina e Indonesia en 2016.

Mientras todos están mirando el desenlace del conflicto China-Estados Unidos, el primero firmó acuerdos para hacer fluir aceite de soja a China, así como también un “contrato marco” para importar 2-3 millones de toneladas de soja desde la Argentina.

Mientras no veamos movimientos chinos en el Golfo o en el PNW, al mercado de soja le va a costar despegar. Sin embargo, que no se mueva no significa que no existan arbitrajes para aprovechar.

 

Fuente: Celina Mesquida. Agroeducación.