Soja: sigue la expectativa por un acuerdo entre China y Estados Unidos

Las exportaciones de soja del país del norte están atrasadas por la retirada de los importadores de Oriente

07/11/2018 | 2:00

Tanto los precios de la soja como los del maíz subieron en los últimos días, debido a grandes esperanzas de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China. No obstante, aún no existe un informe oficial que establezca un acuerdo. Además, China continúa estudiando la importación de soja desde otros orígenes y existen rumores de negociaciones con Brasil y la Argentina para obtener harina.  Desde Ucrania, el gigante asiático pretende comprar aceite y harina de girasol.

Por lo tanto, hasta la ahora, la guerra comercial se encuentra igual que hace cuatro meses. Aunque un acuerdo comercial con la Argentina y Brasil podría ayudar a las industrias a mejorar sus márgenes de molienda, que han sido erosionados por la demanda ininterrumpida de poroto de soja.

 

Dulce espera

El mercado espera el reporte del USDA y estima un recorte en los rendimientos de maíz en Estados Unidos, que puede ser compensado por mayor producción estimada en el Mar Negro. Sin embargo, la reacción inmediata en los precios, en caso de que la reducción de rendimientos sea significativa en Estados Unidos, posiblemente tenga más impacto alcista que una reacción bajista a un aumento de producción en Mar Negro.

En soja el mercado no estima muchos cambios en la oferta, pero tiene grandes dudas sobre la expectativa de exportación si China continúa sin aparecer en la escena. Estados Unidos tiene que exportar 810.000 toneladas por semana hasta que termine el año comercial para alcanzar los 56 millones de toneladas estimados por el USDA. Ese pronóstico parece demasiado optimista si se piensa que a esta fecha sólo lleva comprometido un 38% y es el porcentaje más bajo desde 2010.

Bajo esta idea, resulta difícil pensar que se va a cambiar el rango de operaciones, con precios hacia arriba sin un acuerdo comercial oficial entre Estados Unidos y China. Tampoco habría que pensar  que un reporte del USDA que recorte algo los rendimientos pueda elevar los precios significativamente desde donde están, por los altos stocks.

 

 

 

Fuente: Celina Mesquida. Agroeducación.