La Argentina subirá al quinto lugar en el ranking de exportadores de carne vacuna

Las ventas externas generarán más de 1800 millones de dólares en 2018

06/12/2018 | 5:41

Las exportaciones argentinas de carne bovina producirán alrededor de 1880 millones de dólares este  año,  creciendo  45%  respecto  de  2017  (+580  millones de dóalres)  y 120%  respecto de 2015  (+1015 millones de dólares).  En  divisas,  se  trata  de  la  cifra  más  alta  de  las  últimas décadas; en volúmenes, se habrá más que duplicado el promedio de los últimos 8 años.

 

Crece la participación en el mercado mundial

La participación del país en el mercado global de carnes se aproximará al 5%, un valor más acorde  con  la  dotación  de  recursos  naturales,  infraestructura,  calidad  y  prestigio  del producto  local.  Todo  indica  que  la Argentina  se  ubicará  en  la  sexta posición  en  el  ranking mundial de exportadores, avanzando cinco posiciones respecto del lugar que ocupaba tres años  atrás  (superará  a  Bielorrusia,  Unión  Europea  Extrazona,  Uruguay,  Paraguay  y Canadá).

La recuperación de las exportaciones no hubiese sido tan rápida sin la demanda creciente de proteínas animales de China. Nuestro país estará colocando unas 190.000 toneladas (peso producto) en el gigante (incluyendo envíos a Hong Kong) durante 2018. El impacto de China es contundente: casi el 70% del crecimiento de las exportaciones del período 2015/2018 se explica por los mayores envíos a ese país.

El boom de exportaciones no ha tenido, hasta ahora, un impacto sobre los  precios  de  la  carne  a  nivel  consumidor.  De  hecho,  los  valores  de  la  carne  en  los primeros 10 meses de este año se han ubicado 4% abajo (ajustados por inflación) del precio  promedio de 2017,  y  en  el  nivel  más  bajo  de  los  últimos  8  años.  Simultáneamente,  se registra una elevada la tasa de faena de hembras (46% del total), un fenómeno que debe revertirse para consolidar el crecimiento de las exportaciones. Esto sólo será posible con precios más atractivos para la hacienda.

 

Fuente: Ieral