Proyectan favorables perspectivas para la ganadería en 2018

Qué puede pasar con las principales variables que afectan al negocio

07/02/2018 | 10:49

 

Economía internacional

Para el año 2018 se espera estabilidad en la economía mundial, con China creciendo a menor ritmo que años anteriores, pero de todas formas a tasas muy altas con relación a otros países. En el gigante asiático el crecimiento esperado es de 6,5%, según el FMI.

En Estados Unidos se espera un fortalecimiento de la economía doméstica. La Unión Europea se está recuperando de la crisis y los países petroleros tienen mejores perspectivas por la recuperación del precio del crudo. Estos datos parecen alentadores para el mercado de carnes.

 

Economía nacional

Se espera que la Argentina crezca en su PBI por dos años seguidos, a razón de 2,9% y 3% en 2017 y 2018, respectivamente. Esto provocaría un aumento del salario de la población del 2,2% en términos reales, siendo alentador para el consumo interno.

La inflación rondará en el 19,4% el año, con una disminución de ocho puntos porcentuales respecto de 2017.

El riesgo que tiene el país es el déficit fiscal primario, que ronda el 4% del PBI, que el Gobierno deberá reducir. El déficit se cubrirá en gran medida con emisión de deuda externa. El aumento de tasa de referencia de EE.UU. no parece un impedimento para acceder a ese financiamiento.

 

Mercado global de la carne

El comercio mundial de carne vacuna es de 9 millones de toneladas y se espera que crezca un 3% en 2018. El 65% de las exportaciones mundiales se divide entre cuatro países (India, Brasil, EE.UU. y Australia). Se espera un aumento de oferta de los principales jugadores.

Las importaciones mundiales de carne están más atomizadas que las exportaciones y son explicadas por nueve países que concentran más del 70% de las de la demanda (EE.UU., China, Japón, Rusia, Corea del Sur, Unión Europea, Hong Kong, Egipto y Chile).

La Argentina tiene cerrado el acceso a EE.UU., Corea del Sur y Japón, que son mercados de alto valor. La apertura de estas plazas comprende inicialmente el visto bueno sanitario y luego reducir los aranceles, que alcanzan valores del 40% y 39% para Japón y Corea del Sur, respectivamente. Parece difícil que la Argentina acceda a esos mercados en 2018.

China es el gran traccionador del mercado internacional de carne en 2018, ya que su producción no muestra cambios y el crecimiento del consumo se cubre con importaciones (ver gráfico). En la actualidad, la Argentina exporta carne congelada sin hueso de bajo-medio valor (4200 U$S/t) y recientemente se firmó un convenio que permitirá embarcar otros cortes.

La Unión Europea tiene potencial de crecer en 5000 toneladas respecto de 2017, al igual que Chile, con 4000 toneladas. En total, se espera que las exportaciones nacionales crezcan un 16% con respecto a 2017, llegando a las 350.000 toneladas equivalentes carcasa.

Mercado interno

Para 2018 se prevé un precio sostenido de los animales para faena, con posibilidades de suba del 1 al 4% en términos reales. El fundamento de esta proyección es la estrecha relación inversa existente entre precio y total faenado para los últimos 14 años. La producción de carne vacuna proyectada para este año es de 2,80 millones de toneladas equivalente carcasa, una cifra 2% inferior a la registrada en 2017.

Hay dos cuestiones que sustentan esta estimación. La primera explicación se relaciona a que los dos últimos años se faenaron el 100% y el 106% del stock de novillos y novillitos existente al inicio de cada año (ver gráfico). Esto sucede porque la duración de las invernadas se ha cortado al punto que se faenaron machos a una tasa mayor o igual de la que se produjeron los terneros.

La segunda cuestión es una reducción del stock de machos con respecto a 2017 de entre 300.000 y 400.000 cabezas. Por otro lado, se espera que la faena de hembras aumente por una moderación de la retención. La tasa de extracción de hembras proyectada para 2018 es de 18%; inclusive, se podría llegar hasta el 19% sin comprometer al stock bovino actual. En 2017 la tasa de extracción de hembras fue de 16,8%.

Hacia adelante, también se está esperando un incremento de los costos superior al del precio de la hacienda, lo que resultará en márgenes más ajustados.

La historia muestra que desde 2010 el precio del novillo ajusta de a “saltos”, pasando por picos y valles, en el marco de un mercado interno firme en demanda y una oferta ajustada.

Fuente: Informe Microeconómico de Aacrea