Biolcati asegura que “será una muestra brillante”

“Aquí se ve el esfuerzo que año a año realiza el sector para acompañar a la economía del país más allá de los gobiernos de turno”, aseguró el presidente de la SRA, Luis Biolcati.

17/07/2012 | 9:59

El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Luis Biolcati, recibió ayer a Miguelito, el primer animal en ingresar a la Exposición Rural de Palermo, un toro Angus de 1.150 kilos.“Esta será una muestra brillante”, dijo Biolcati y agregó: “Aquí se ve el esfuerzo que año a año realiza el sector para acompañar a la economía del país más allá de los gobiernos de turno”. 

 

Biolcati lamentó que el oficialismo no se acerque a la muestra para conocer “la vanguardia de la producción agroindustrial que aquí se exhibe” y señaló: “Lamentablemente, los integrantes del partido gobernante han hecho una tradición el no acercarse a esta muestra”. 

 

En tal sentido describió que el sector agropecuario “prácticamente no tuvo relación (con el Gobierno nacional), salvo que se pueda llamar relación a ser objeto de agresiones, desplantes y víctimas de una discrecional intervención en los mercados y toda clase de trabas para comercializar y exportar”. 

 

De todas maneras, el presidente anfitrión recibirá en los días de la muestra la visita de empresarios y políticos a los que -aseguró- espera “con mucho gusto para recorrer la muestra”. 

 

En su última Exposición Rural como presidente de la SRA, Biolcati dijo: “Me voy con una gran satisfacción y el agradecimiento por la confianza que me han dispensado permanente los asociados a la Rural y los productores agropecuarios en general”. Y agregó: “Ha sido un orgullo presidir la Rural en estos años tan difíciles; fue un duro aprendizaje porque nosotros nos hicimos en la calle”. 

 

El presidente volvió a lamentar las situaciones por las que debieron atravesar los hombres y mujeres del campo argentino “con afrentas y con la disminución en sus posibilidades de trabajar, que se ven reflejados en los resultados”, y señaló como ejemplos la caída en el número de cabezas de ganado como consecuencia del cierre de las exportaciones de carne cuyas consecuencias sufren los productores, los consumidores y los trabajadores de la industria frigorífica, y la estrepitosa baja en la siembra de trigo.