USDA: Informe de oferta y demanda de granos

El organismo dejó datos bajistas para el maíz, con una cosecha récord 2012/2013 de 375,68 millones de toneladas, y alcistas para la soja, por la caída de las existencias 2011/2012 y por un nivel de reservas de apenas 3,94 millones para la nueva campaña.

10/05/2012 | 4:25

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos difundió hoy su nuevo reporte mensual de oferta y demanda de granos en el nivel mundial. En él, el organismo dejó datos bajistas para el maíz, con una cosecha récord 2012/2013 de 375,68 millones de toneladas, y alcistas para la soja, por la caída de las existencias 2011/2012 y por un nivel de reservas de apenas 3,94 millones para la nueva campaña. También hubo datos levemente alcistas para el trigo, por menores existencias.

 

A continuación el análisis realizado por Granar S.A. sobre las principales cifras relevadas por el USDA:

 

MAIZ

 

Campaña 2011/2012

 

En su repaso sobre la vieja campaña estadounidense, el USDA mantuvo sin cambios el volumen de las exportaciones, en 43,18 millones de toneladas. Sin embargo, recortó el uso de maíz como forraje, de 116,85 a 115,58 millones de toneladas. Esto, a su vez, redujo el uso total de 279,54 a 278,27 millones y elevó las existencias finales, de 20,35 a 21,62 millones de toneladas, con lo que quedaron por encima de los 19,33 millones esperados por el mercado. Este ya es un primer dato bajista para las posiciones de corto plazo.

 

Acerca de las cosechas en Sudamérica, el USDA estimó la producción de Brasil en 67 millones de toneladas, muy por encima de los 62 millones calculados el mes pasado y de los 62,5 millones previstos por el mercado. Respecto de la Argentina, el organismo calculó la cosecha en 21,50 millones de toneladas, sin cambios respecto de abril y por encima de los 20,50 millones proyectados por los privados en la previa del informe oficial. Vale recordar que la semana pasada la Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó la producción local en 19,8 millones de toneladas.

 

Las importaciones de China fueron elevadas por el organismo estadounidense de 4 a 5 millones de toneladas.

 

En el nivel mundial, el USDA estimó la cosecha de maíz en 870,45 millones de toneladas, por encima de los 864,97 millones de abril. Las existencias finales, en tanto, crecieron de 122,71 a 127,56 millones.

 

Campaña 2012/2013

 

La nueva cosecha de maíz en los Estados Unidos fue proyectada por el USDA en el récord de 375,68 millones de toneladas, bastante por encima de los 365,65 millones calculados por el mercado en la previa del informe y muy lejos de los 313,92 millones de la campaña anterior.

 

Este crecimiento productivo tiene que ver con una superficie sembrada fijada por el organismo en 38,84 millones de hectáreas, levemente por encima de los 38,80 millones del informe de marzo pasado y también por encima de los 37,22 millones de la campaña anterior. A su vez, la superficie cosechada fue proyectada por el USDA en 36,09 millones de hectáreas, contra los 34,02 millones del ciclo 2011/2012. Pero el dato más significativo fue el rinde de tendencia utilizado por el USDA para el cálculo inicial de la nueva cosecha: 104,19 quintales por hectárea, un resultado que, evidentemente, toma como seguro un clima totalmente favorable para los cultivos, de principio a fin de la campaña, una visión que hoy es, cuanto menos, “positivista”, sobre todo teniendo en cuenta que el rinde de la campaña precedente terminó siendo de 92,39 quintales por hectárea.

 

En el resto de las cifras estadounidenses, el uso como forraje fue estimado en 138,44 millones de toneladas (115,58 mill./t en el ciclo 2011/2012), mientras que el uso total fue proyectado en 301,64 millones, con 127 millones de toneladas reservadas para la industria del etanol (sin cambios respecto del cierre del ciclo anterior). Las exportaciones, en tanto, fueron calculadas por el USDA en 48,26 millones de toneladas, lo que no marca un salto relevante desde los 43,18 millones de la campaña precedente. Así, las existencias finales estadounidenses 2012/2013 fueron proyectadas por el organismo en 47,78 millones de toneladas, por encima de los 42,83 millones esperados por el mercado.

 

La síntesis de las cifras relevadas por el USDA para los Estados Unidos (campañas 2011/2012 y 2012/2013) deja un resultado claramente BAJISTA para las cotizaciones del cereal, dado que no sólo eleva las existencias finales de la vieja campaña, sino que proyecta una producción mucho más grande que la prevista por los operadores para el nuevo ciclo. Después se podrá entrar a debatir si el rinde fijado hoy por el organismo, que parece prescindir del factor clima, es o no “serio” para una primera estimación oficial, pero lo concreto es que su impacto inmediato es negativo para los precios del grano grueso.

 

Entre los datos más relevantes sobre la nueva campaña, el USDA ubicó las importaciones de China en 7 millones de toneladas, por encima de los 5 millones del ciclo previo. La producción de la Unión Europea fue estimada en 63,10 millones, respecto de los 64,52 millones de la temporada última, en tanto que sus exportaciones caen de 2,50 a 2 millones de toneladas.

 

Todavía lejos de su concreción, las cosechas de Brasil y de la Argentina fueron proyectadas por el USDA en 67 y en 25 millones de toneladas.

 

En el nivel mundial, la producción de maíz fue calculada por el USDA en 945,78 millones de toneladas, contra los 864,97 millones de la campaña anterior, mientras que las existencias finales fueron proyectadas en 152,34 millones, frente a los 122,71 millones del ciclo precedente.

 

SOJA

 

Campaña 2011/2012

 

En la revisión de la campaña estadounidense, el USDA elevó la molienda de 44,36 a 44,77 millones de toneladas, lo propio ocurrió con el uso total, que pasó de 47,51 a 47,92 millones. También incrementó el volumen de las exportaciones, de 35,11 a 35,79 millones de toneladas. Así, las existencias finales bajaron de 6,81 a 5,72 millones de toneladas, con lo que quedaron por debajo de los 5,85 millones previstos por el mercado. Es este un dato de sostén para los precios de las posiciones de corto plazo de la oleaginosa, que ayer sumaron su tercera rueda consecutiva en baja.

 

Respecto de Sudamérica, el USDA estimó la cosecha de soja de Brasil en 65 millones de toneladas, por debajo de los 66 millones del mes pasado y de los 65,30 millones previstos por el mercado. De igual modo, la producción de la Argentina fue relevada por el organismo en 42,50 millones, por debajo de los 45 millones de mayo, pero por encima de los 41,97 millones previstos por los operadores y de los 41 millones estimados por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

 

Las importaciones de China fueron elevadas por el USDA de 55 a 56 millones de toneladas.

 

En el nivel global, la cosecha de soja fue estimada por el USDA en 236,87 millones de toneladas y las existencias finales, en 53,24 millones, en ambos casos por debajo de los 240,15 y de los 55,52 millones de toneladas, respectivamente.

 

Campaña 2012/2013

 

La nueva cosecha de soja de los Estados Unidos fue proyectada por el USDA en 87,23 millones de toneladas, levemente por encima de los 87,47 millones previstos por el mercado en la previa del informe y también por encima de los 83,17 millones de la campaña anterior.

 

A este resultado el USDA llegó luego de proyectar una superficie sembrada de 29,93 millones de hectáreas, similar a la anticipada en marzo por el organismo, de 29,91 millones, e inferior a la del ciclo anterior, de 30,38 millones. El área cosechada fue estimada en 29,57 millones de hectáreas, sin cambios respecto de la temporada precedente. Y el rinde promedio fue fijado por el organismo en 29,52 quintales por hectárea, por encima de los 27,91 quintales del ciclo 2011/2012, en una previsión que parece mucho más lógica que la dada para el caso del maíz.

 

En el resto de las cifras estadounidenses, el USDA proyectó la molienda en 45,04 millones de toneladas y el uso total en 48,46 millones (44,36 y 47,51 mill./t en el ciclo anterior), en tanto que las exportaciones fueron estimadas en 40,96 millones de toneladas, bastante por encima de los 35,11 millones de la campaña 2012/2012. Esto último tiene relación directa con las menores cosechas obtenidas por Brasil y la Argentina como consecuencia del paso de La Niña.

 

Así, las existencias finales estadounidenses del ciclo que recién se está iniciando fueron calculadas por el USDA en 3,94 millones de toneladas, casi un 16% por debajo de los 4,68 millones esperados por el mercado, y un 42% por debajo del stock final de la temporada anterior.

 

De este modo, y tras la parcial toma de ganancias concretada por los fondos de inversión en las jornadas previas, el balance del informe es ALCISTA para los precios de la soja, dadas la caída de las existencias finales 2011/2012 y el magro volumen de las reservas que dejaría el nuevo ciclo. Frente al escenario expuesto hoy por el USDA para los Estados Unidos, será necesario que el clima resulte ideal para los cultivos. Caso contrario, todo ese esquema entrará en emergencia. Esto acentuará, sin dudas, la volatilidad en el mercado y dejará a la demanda dependiente de lo que ocurra en Sudamérica en la campaña 2012/2013.

 

En ese sentido, y todavía muy lejos de su concreción, el USDA proyectó las cosechas de Brasil y de la Argentina en 78 y en 55 millones de toneladas.

 

Un dato importante es el salto que dan en la nueva temporada las importaciones de China que, según el USDA, pasan de 55 a 61 millones de toneladas, revalidando así su posición central como fundamento alcista para los precios de la oleaginosa.

 

En el nivel global, la cosecha de soja fue proyectada en 271,42 millones de toneladas y las existencias, en 58,07 millones, por encima de los 240,15 y de los 55,52 millones de toneladas de la campaña anterior. 

 

TRIGO

 

Campaña 2011/2012

 

En el repaso de la vieja campaña, el USDA elevó las exportaciones estadounidenses, de 27,22 a 27,90 millones de toneladas, por lo cual las existencias finales cayeron de 21,58 a 20,90 millones de toneladas, con lo cual quedaron por debajo de los 21,22 millones previstos por el mercado.

 

Campaña 2012/2013

 

La nueva cosecha de trigo de los Estados Unidos fue estimada por el USDA en 61,11 millones de toneladas, por encima de los 59,77 millones esperados por el mercado y un 12,3% por encima del volumen de la campaña anterior, de 54,41 millones.

 

Lo anterior es resultado de una superficie sembrada de 22,64 millones de hectáreas, similar a la adelantada por el organismo en marzo y superior a la implantada en el ciclo 2011/2012, de 21,87 millones de hectáreas; de un área cosechada fijada en 19,93 millones de hectáreas, contra los 18,23 millones de la temporada previa, y de un rendimiento promedio fijado en 30,73 quintales por hectárea, contra los 29,39 quintales del ciclo precedente.

 

En el resto de las cifras estadounidenses, el USDA proyectó el uso forrajero en 6,26 millones de toneladas y el uso total en 33,97 millones (4,90 y 32,35 mill./t en el ciclo 2011/2012). Las exportaciones fueron estimadas en 31,30 millones de toneladas, bastante por encima de los 27,22 millones vendidos en la campaña anterior. Así, las existencias finales quedan en 20,01 millones de toneladas, por debajo de los 22,51 millones previstos por el mercado en la previa y de los 21,58 millones del ciclo último.

 

En el balance, este reporte es levemente ALCISTA para los precios del trigo, dado el recorte de las existencias finales 2011/2012 y el menor nivel de las reservas previsto por el USDA para el cierre del nuevo ciclo respecto de las expectativas de los operadores.

 

El grano fino, sin embargo tiene como limitante para su potencial alcista al maíz que, a partir de la mega producción proyectada por el organismo, podría convertirse en una competencia “desleal” en el mercado forrajero.

 

Del resto de las cifras para la nueva campaña destacamos lo siguiente:

 

La producción argentina fue estimada en 12 millones de toneladas, por debajo de los 14,50 millones de la temporada anterior.

 

En Australia, la cosecha sería de 26 millones de toneladas, inferior a la del ciclo precedente, de 29,50 millones. La cosecha de Canadá sube de 25,26 a 27 millones de toneladas.

 

Para la Unión Europea la cosecha de trigo fue estimada por el USDA en 132 millones de toneladas, por debajo de los 137,49 millones de la campaña anterior.

 

Las cosechas de Rusia fue estimada en 56 millones de toneladas, levemente por debajo de los 56,23 millones de la campaña anterior, mientras que sus exportaciones caen de 20,50 a 18 millones.

 

Fuertes recortes impone el USDA para las cosechas de Kazajstán y de Ucrania que fueron estimadas en 15 y en 13 millones de toneladas, contra los 22,73 y los 22 millones del ciclo anterior. Sus ventas caen de 9 a 8,50 y de 5 a 4 millones, respectivamente. Y sus existencias bajan de 7,68 a 4,14 y de 7 a 3,01 millones, respectivamente.

 

En el nivel global, la cosecha de trigo fue proyectada por el USDA en 677,56 millones de toneladas y las existencias finales en 188,13 millones, contra los 694,32 y los 206,27 millones de la campaña 2011/2012.

 

Fuente: Granar S.A.