La Sociedad Rural Argentina participó de la reunión de la FARM en Brasilia

En el marco de la XXI Reunión Ordinaria del Consejo Agropecuario del Sur (CAS), que se realizó en Brasilia, el vicepresidente de SRA, Alejandro Delfino, participó de la reunión de la Federación de Asociaciones Rurales del Mercosur (FARM) el 22 de noviembre, a la que asistieron también representantes de las gremiales agropecuarias de Brasil, Paraguay, Bolivia y Uruguay.

26/11/2011 | 12:30

Entre los temas tratados en el encuentro, se destacaron los aspectos vinculados a la sanidad animal de la región por el brote de aftosa en Paraguay ocurrido en el mes de septiembre pasado, por lo que los miembros de la Federación solicitaron políticas de acción intergubernamental para combatir y erradicar la fiebre aftosa.

Además, se debatió sobre los aspectos comerciales de la región, centrándose en las negociaciones Mercosur –  Unión Europea y  las negociaciones multilaterales de la Organización Mundial del Comercio – Ronda Doha.

También trataron el tema de la crisis internacional y las posibles consecuencias en el sector agropecuario regional, resaltando la importancia de contar con reglas claras y predecibles, políticas anticíclicas y el no gravamen al sector rural con impuestos distorsivos.

Por último se habló sobre la legislación sobre propiedad de la tierra en los países de la región y sobre seguridad jurídica. Al respecto, los miembros de la FARM  expresaron en un documento que “los países de la región necesitan de mayor inversión en el sector agropecuario, así como incrementar la competitividad, con el fin de ofrecer todo su potencial con alimentos de calidad a un mundo que presenta una demanda sostenida de los mismos”.

“La Región no puede desperdiciar la oportunidad de los beneficios económicos y sociales de la inversión en los sectores productivos, sea esta de origen local o extranjera”, expresaron.  “Los países de la región deben asegurar la transparencia en la inversión en tierras compatibilizando con las normas de medio ambiente; deben asegurar inversiones “responsables” respetando la ley, implementando las mejores prácticas productivas y el uso de tecnologías que sean económica y socialmente sustentables”.