Agricultura Inteligente para alcanzar una nueva etapa en la producción de alimentos

La maquinaria agrícola mundial da un nuevo salto que promete modificar todas las estructuras de la producción. El Smart Farming (o agricultura inteligente) trae bajo el brazo más producción y menos costos.

18/01/2012 | 3:53

Hasta hace poco la innovación tecnológica era la agricultura de precisión, un sistema que empresarios y productores veían como el más avanzado mecanismo de eficiencia para sus campos. Pero hoy, las empresas líderes en maquinaria agrícola como CLAAS están subiendo la apuesta y van hacia la Agricultura Inteligente.
El sistema electrónico de optimización de máquinas CLAAS (CEMOS –en su sigla en inglés-) satisface el deseo de tener un ayudante capaz de encontrar siempre el ajuste correcto para la cosechadora en lo relacionado con rendimiento, calidad, seguridad y eficiencia.
Antes el productor manejaba el lote a ojo, era él quien reaccionaba ante lo que veía. Luego, con la agricultura de precisión, las decisiones pasaron a ser de quien acumulaba información o tenía un mapa de su campo; la máquina sabía dónde rendía más o menos, el hombre tenía que usar la información, reaccionar y operarla. Pero las cosas cambiaron.
Hoy, el negocio agrícola exige una reacción cada vez más instantánea. Ya no se puede esperar a recibir la información de una oficina, la respuesta debe ser automática. Así surge la Agricultura Inteligente que consta, justamente, de la combinación de sensores con un cerebro electrónico arriba de la máquina. Es este cerebro el que ahora hace las cosas.
CLAAS, empresa líder en cosechadoras en el mercado europeo y en picadoras a nivel mundial, cuenta con el sistema CEMOS incorporado enla LEXION770 Terra Trac, la cosechadora más grande del mundo. Este equipo, que se regula automáticamente, gracias a su sistema híbrido y el mecanismo de corte de12 metros de ancho (40 pies) consiguió dos logros inéditos: cosechar durante 20 horas seguidas (de la mañana hasta las 6 de la mañana del otro día), y alcanzar nada menos que 675,84 toneladas de trigo en 8 horas (84,48 ton/hs), lo que le permitió batir el récord mundial Guiness.
CLAAS tiene la primera cosechadora que se regula completamente sola y una picadora que analiza en tiempo real la calidad del picado y dependiendo de eso decide automáticamente si pica con fibra más larga o más corta.
El sistema electrónico de optimización de máquinas CLAAS (CEMOS) dirige al operario, mediante un diálogo, hasta lograr el ajuste óptimo. La optimización tiene lugar en tres pasos: el operario demanda consejos de ajuste (p.ej. reducción de las pérdidas), luego CEMOS da un consejo lógico de ajuste y el operario lo valora.
Está claro que el objetivo de la compañía es ser líderes en estas innovaciones, por lo que se invierten 210 millones de dólares anuales en desarrollo. La imagen de un hombre viendo en una pantalla de su oficina, en tiempo real, el trabajo de su cosechadora a mil kilómetros de distancia ya no resulta algo extraño. Desde el año 2008 todas las máquinas LEXION ya vienen con este sistema incorporado. Por ejemplo, CLAAS tiene un sistema que analiza el estado del cultivo y decide por sí sola la aplicación de fertilización o fungicidas.