Respetamos el derecho a elegir

El modelo de negocios propuesto para la tecnología INTACTA RR2 PRO® no condiciona ni restringe a quién el productor podrá entregar el grano producido, ni impide la guarda de semilla para uso propio. El uso de la tecnología INTACTA RR2 PRO es opcional.

03/09/2014 | 4:40

En relación a la presunta denuncia ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC)  por parte de agrupaciones de productores de soja, multiplicadores de semillas y acopiadores respecto del modelo de negocios propuesto para la tecnología INTACTA RR2 PRO, la empresa desea aclarar en primer lugar que el uso de la tecnología INTACTA RR2 PRO y la consecuente participación en el modelo de negocios propuesto es opcional y el productor es libre de seguir eligiendo dentro de una importante gama de variedades de soja Roundup Ready disponibles en el mercado. Asimismo, es importante aclarar que el modelo propuesto fue consensuado con los principales actores de la cadena de la soja del país con el fin de garantizar el reconocimiento y respeto de los derechos de propiedad intelectual de las invenciones biotecnológicas aplicadas a variedades de soja en Argentina.

Considerando que, por lo novedoso del modelo de negocios propuesto para la tecnología INTACTA RR2 PRO puede llegar a generar algún tipo de confusión sobre el alcance de las obligaciones de las partes interesadas, Monsanto aclara que la finalidad del sistema es que los productores puedan acceder a esta nueva tecnología, a la vez de garantizar el reconocimiento de los derechos de propiedad intelectual de Monsanto y el pago de una contraprestación adecuada.

En particular es importante resaltar que bajo el modelo propuesto de ninguna forma se condiciona ni restringe a quién el productor podrá entregar el grano producido. El productor seguirá siendo libre de elegir a quien entregar su grano, sólo aplicarán condiciones diferentes según lo entregue a un participante o no del sistema. No es cierto tampoco que se limite o restrinja la guarda de semilla para uso propio, lo cual seguirá siendo una decisión del productor en los términos autorizados en la legislación vigente. Lo que sí es cierto es que en todos los casos el productor deberá pagar una contraprestación adecuada (cuyo pago se realizará en las distintas oportunidades previstas en la licencia, a elección del productor) por el grano producido y entregado. El pago de dicha contraprestación es el reconocimiento de los derechos de propiedad intelectual de Monsanto y definitiva el retorno de la inversión que redundará en más inversión y opciones para el productor.

Desde Monsanto la propuesta comercial para la tecnología INTACTA RR2 PRO es beneficiosa para el productor, pero en definitiva será el productor quien decida si opta por la nueva tecnología o continúa utilizando variedades de soja Roundup Ready 1, las cuales seguirán disponibles en el mercado en las mismas condiciones que lo han estado hasta ahora.

Asimismo, Monsanto busca  generar condiciones de negocio inclusivas, por lo que todos y cada uno de los productores de soja de Argentina que decidan voluntariamente probar la tecnología INTACTA RR2 PRO (tanto en semillas de Monsanto como de otros semilleros de la Argentina) podrán acceder a la licencia propuesta por la compañía. En todos los casos, la firma de la licencia no implica obligación de compra ni de uso de semilla con tecnología INTACTA RR2 PRO. Asimismo, los productores licenciados tienen la opción de terminar la licencia en forma rápida y sencilla mediante el envío de una notificación a Monsanto.

Monsanto también cuenta con una política abierta de licenciamiento para los demás actores de la cadena de soja (semilleros, multiplicadores, acopio, exportadores, comercios, etc.) que quieran participar del modelo de negocio de la tecnología INTACTA RR2 PRO.

Por otro lado, y atentos a responder a las necesidades del productor y facilitar su acceso a la nueva tecnología, Monsanto anunció recientemente la flexibilización de las condiciones comerciales aplicables a la tecnología INTACTA RR2 PRO para la presente campaña.

Desde Monsanto, los beneficios económicos y ambientales de la tecnología INTACTA RR2 PRO como así también del modelo de negocios propuesto, aplican tanto para los intereses de los productores, como para los del sector y la economía en general; ya que la única forma de garantizar la inversión y la introducción de nuevas tecnologías en autógamas es la existencia de un modelo que garantice el respeto y reconocimiento de la propiedad intelectual.

 

Importantes beneficios económicos y ambientales:

 INTACTA RR2 PRO es una nueva tecnología desarrollada por Monsanto especialmente para esta región que ofrece beneficios estratégicos a través de mayores rindes, menores costos gracias al efectivo control de plagas y malezas y sobre todo, un importante beneficio en el impacto ambiental al permitir reducir el uso de insecticidas. 
A modo de ejemplo, en ensayos a campo realizados por Monsanto en 236 localidades de la región templada se observó un incremento de 336 kgs/ha promedio en relación a los rindes de la RR1 y se registró un ahorro total de 1,8 aplicaciones que se tradujo en un ahorro para el productor de 19 usd/ha. Asimismo, la aplicación de insecticida exclusiva para lepidópteros que el productor se ahorra con la tecnología INTACTA RR2 PRO, se traduce en un menor consumo de recursos no renovables: ahorro de alrededor de 1 millón de litros de agua cada 1 millón de hectáreas de soja y ahorro de alrededor de 0.6 millones de litros de gasoil cada 1 millón de hectáreas de soja.  

Monsanto ratifica su vocación de trabajar para ofrecerle a los productores soluciones integrales y sustentables, que permitan producir más, conservando más y mejorando la calidad de vida de las comunidades en las que opera; como también que todas sus actividades se realizan  en forma íntegra, transparente y respetuosa de las leyes.