Clima y seguros, una relación que se estrecha ante un año Niño que se debilita

En ocasión del lanzamiento de campaña de Victoria Seguros, el Ing. Eduardo Sierra aseguró que, entrando en la primavera, las perspectivas de año Niño ya no son tan firmes. Además se brindaron números sobre el incremento de hectáreas aseguradas, con la soja como principal cultivo protegido. La compañía registró un incremento de hectáreas aseguradas: de 150.000 a casi 500.000 el año pasado. Este año aumentan las carencias en granizo.

17/09/2014 | 2:27

Cada vez falta menos tiempo para la siembra de grano grueso y los productores comienzan a planificar sus decisiones, siempre mirando el cielo de reojo. Para el lanzamiento de campaña de Victoria Seguros fue invitado el Ing. Eduardo Sierra, profesor de la FAUBA y experto en climatología en Argentina, quien ofreció su visión y perspectivas sobre la situación climática para la campaña próxima.

Según Sierra, la Argentina está ante un fuerte incremento de la inestabilidad climática en todas las variables atmosféricas: disminución del promedio anual de precipitaciones en el oeste y centro del área agrícola y aumento en el este, precipitaciones de tipo tormenta severa con mucha irregularidad espacial con riesgo de granizos, vientos y aguaceros, situaciones de bloqueo de las corrientes marinas, y régimen térmico riguroso. Los años Niño serán erráticos y los años Niña van a ser muy secos. El último año Niño fue en la campaña 2012, cuando las aseguradoras tuvieron una siniestralidad superior al 100%.”

Y agregó: “A juzgar por los parámetros que se manejan, a días de la primavera estamos en condiciones de afirmar que por ahora el Niño no viene. La evolución climática reciente indica que se está ante un pronóstico algo incierto, donde las posibilidades de que sea año Niño son sólo del 20%. Se espera una primavera irregular en casi todo el país, no muchas lluvias para setiembre y octubre, sobre todo para la zona centro.  Las lluvias se concentrarán en el litoral, en Entre Ríos, y es muy posible que haya fuertes tormentas sobre Misiones y muy poca lluvia en Córdoba para los próximos dos meses. Para diciembre las lluvias parece que no serán abundantes en ninguna región del país, y el agua llegará para el mes de enero en la pampa húmeda, donde se esperan tormentas fuertes. Para el mes de febrero se anuncian temperaturas bajas con respecto a los promedios históricos, y retorno de heladas para el mes de marzo, que será un mes de temperaturas contrastantes. Heladas para abril, y continúan las heladas tempranas para la campaña 2015/2016. Por otra parte, las lluvias copiosas y puntuales son un fenómeno que acompañará al campo durante los próximos 25 años”, afirmó.

El lanzamiento de campaña de la compañía también fue un escenario de debate sobre las situaciones que se presentaron y que se presentan en el campo, como por ejemplo la del maíz tardío que se cosecha entre julio y agosto, y expone el cultivo a riesgos de vientos al atrasarse la cosecha buscando bajar la humedad del grano (sobre todo si se va a embolsar), aumentando los riesgos de siniestro.

Los números de Victoria:

Para esta campaña 2014/15 se prevé un escenario de aumento en la volatilidad del clima e incertidumbre en la intención de siembra, sobre todo en cereales, maíz y girasol. Según explicó Mario Miatello, Gerente Técnico de Victoria Seguros,” la campaña pasada la compañía creció de las 150.000 ha sembradas a casi 500.000 ha, el 52% de esas ha aseguradas se ubican en la provincia de Buenos Aires, el 20% en Córdoba y el 17% en Entre Ríos. En cuanto a cultivos, las proporciones fueron: soja 46%, trigo 24%, maíz 11% y cebada 10%. El mayor problema fue el granizo en zonas donde no es común este tipo de fenómeno. Por suerte para todos, el granizo tiene una penetración grande de aseguramiento”.

A su turno, el Ing. Guillermo Romero, responsable de Suscripción de seguros agrícolas de Victoria Seguros, explicó que la oferta de la empresa incluye las coberturas de granizo tradicional y granizo Plus (cobertura plena desde el inicio del cultivo y pago de gasto por eventual resiembra, y un diferencial por lo que perdería de rendimiento por el retraso en la siembra) y varias coberturas adicionales, entre ellas heladas, vientos fuertes y planchado.

Al respecto, Marcelo Rizzi, Gerente Comercial de Victoria Seguros, aconsejó tomar coberturas a tiempo ya que en esta campaña se amplían a 5 días los períodos de carencia: “Habría que tener mayor previsión para no tener que salir a último momento a buscar coberturas y correr el riesgo de quedar sin protección”.