Controlar las chinches, no sólo en verano

Los cambios que están ocurriendo en la forma de producir granos y aprovechar el recurso suelo generan cambios en el comportamiento de las especies de Chinches. Rotam cuenta con Kospi, un insecticida de doble acción y alta eficiencia para el control de esta plaga.

17/10/2014 | 6:08

La introducción de cultivos invernales no tradicionales, como antecesores de los cultivos de gruesa, tienen en términos generales dos destinos de uso: ya sea como cobertura y abono verde o como cosecha de grano. Estos últimos son más usuales hacia el Este del área agrícola, mientras que los primeros son utilizados con gran éxito hacia el Oeste de la misma, donde los niveles de agua útil en el perfil podrían verse comprometidos si llegaran a producir granos para cosecha. Esta técnica tiene numerosas ventajas, entre otras:

·         Mejora los niveles de infiltración de agua de lluvia.

·         Aporta importantes niveles de Nitrógeno si se utilizan leguminosas.

·         Mejora la intensificación del uso del suelo y estabiliza los ingresos a lo largo del año.

Pero también, cultivos como arvejas, garbanzos, vicia, colza y alfalfa en las zonas donde es usual su utilización como las cuencas lecheras, funcionan como “puentes verdes” de numerosas plagas, entre ellas las Chinches, que los utilizan para pasar el invierno y así prosperar en la soja. Por lo tanto, su control temprano en el cultivo de la oleaginosa, favorece la disminución de la presión de estas plagas para cuando el cultivo se encuentra en estado reproductivo y el daño que estas chinches pueden ocasionar es alto y oneroso en términos de calidad de grano obtenido. En estos casos, Kospi , el insecticida con doble forma de acción, se convierte en una herramienta de alta eficiencia.

Kospi está formulado en base a Bifentrín, que le da un excelente poder de volteo, e Imidacloprid, que le aporta un mejor efecto residual. Se trata de un producto de Rotam, compañía de capitales chino-canadienses líder en la formulación de agroquímicos post-patente, registrado para el control de Chinche Verde y Chinche de la Alfalfa en Soja.

Kospi puede utilizarse en combinación con fungicidas como Ykatu -mezcla de Azoxistrobina y Tebuconazole-, en una proporción 1:2, lo que le brinda un fuerte poder curativo y preventivo en el cultivo de soja, especialmente diseñado para el control de Enfermedades de Fin de Ciclo. También tiene registro para ser utilizado en Trigo, para el control de Mancha Amarilla, Roya Anaranjada y Septoria.