Argentina lanzó el programa de investigación +Ciencia +Bosques

El programa busca reforzar el conocimiento científico-técnico de los entornos forestales, brindando aplicaciones prácticas y soluciones a las comunidades que viven en el bosque nativo y a las instituciones a cargo de la conservación y desarrollo sostenible.

02/11/2022 | 7:32

El viernes 21 de octubre, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación (MAyDS) presentaron el programa +Ciencia +Bosques en el marco del Proyecto de Pagos basados en Resultados de REDD+ (2014-2016) financiado por el Fondo Verde para el Clima (FVC), y de este modo inició la primera de las tres convocatorias que lo integran.

El evento se realizó de manera virtual y contó con la participación de María Laura Escuder, Oficial a cargo de la Representación FAO en Argentina, autoridades del MAyDS: el ministro Juan Cabandié, la secretaria de Política Ambiental en Recursos Naturales, Beatriz Domingorena, y el Director nacional de Bosques, Martín Mónaco, el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, y el subsecretario de Coordinación Institucional, Pablo Núñez.

El encuentro fue inaugurado por Escuder, quien resaltó la mirada multidimensional y colaborativa del proyecto y afirmó: “Con el Programa +Ciencia +Bosques que lanzamos junto al Ministerio de Ambiente y el FVC queremos impulsar la innovación y transferencia de conocimientos científico-técnicos al entorno forestal con foco en las necesidades reales de los territorios y de las instituciones encargadas de la conservación de los bosques”. Y agregó: “Desde la FAO creemos que las acciones tienen que estar dirigidas a fomentar el crecimiento económico inclusivo, abordar las desigualdades, aumentar la resiliencia y lograr el desarrollo sostenible sin dejar a nadie atrás.”

El ministro Cabandié expresó: «Sin la ciencia sería imposible [el descenso de los niveles de deforestación] porque nos enfrentamos con intereses productivos. Uno entiende la situación en la que está nuestro país, donde tenemos chicos (…) bajo niveles de pobreza.
La única salida es la producción, pero nuestra responsabilidad como Gobierno argentino es que esa producción sea sostenible. Si hay buen manejo, si está la ciencia, si está el Estado presente, se puede desarrollar actividades de orden primario con signos y elementos de sostenibilidad. Por eso la ciencia es tan importante para nosotros: cuando aparece la ciencia, se acaba la discusión».

Asimismo, Cabandié recordó que el financiamiento fue logrado gracias a la ley de bosques n.° 26.331 que ha permitido bajar el porcentaje de deforestación. En este sentido, remarcó: «Si bien aún es insuficiente, se trata de un descenso robusto con respecto al promedio que veníamos teniendo en las distintas ecorregiones, sobre todo la región Norte. (…) Sin duda, el porcentaje de deforestación tiene que seguir disminuyendo».

Por su parte, Domingorena destacó la sinergia alcanzada entre las normativas, leyes y distintos sectores que confluyen y se vinculan para llevar adelante este programa.
También destacó el enfoque científico y participativo de la iniciativa y su rol en la transformación y construcción de la ciencia de los bosques nativos en «una herramienta de política pública, transformadora e innovativa».

El ministro Filmus puntualizó la importancia del conocimiento científico en el contexto del manejo sostenible de los bosques y manifestó que «a largo plazo no hay economía sin sostenibilidad», haciendo hincapié en las condiciones internacionales que exigen que el país tome medidas sostenibles en las políticas de desarrollo. Asimismo, destacó el contraste con gestiones anteriores que «no se ocuparon de lo ambiental ni lo científico».

La presentación del programa estuvo a cargo de Ariel Medina, coordinador general del proyecto Pagos Basados en REDD+ de Argentina y Carolina Santacruz, coordinadora del programa + Ciencia + Bosques.

Medina se refirió a la finalidad del programa, a la que caracterizó en términos de «trabajar sobre la gestión del conocimiento y el desarrollo de instrumentos e innovaciones que se pongan al servicio de la política pública, en el marco de la ley de bosques, también al servicio de nuestras comunidades, [y de] la conservación del bosque nativo y la preservación de su integridad.”

Carolina Santacruz presentó la estructura de la convocatoria, dividida en once desafíos públicos surgidos de un proceso participativo en el cual se escuchó a actores provenientes de distintos sectores: el sector forestal, la academia, el sector privado y organizaciones sociales e indígenas. En este sentido, agregó que «cada uno de los desafíos tiene una zona o una región particular a la que va a atender».

En esta primera convocatoria se financiarán proyectos de investigación con una duración máxima de 2 años y que se realicen en el marco de las siguientes categorías:

Investigación aplicada: productos I+D+i (Investigación + Desarrollo + inversión) que contribuirán a la mejora en la sostenibilidad, competitividad y productividad del sector forestal.

Ciencia de datos y desarrollo de sistemas: soluciones digitales que brindarán un soporte a la toma de decisiones para el manejo, monitoreo y control de los bosques.

Ciencia participativa: iniciativas de construcción de conocimiento científico de forma participativa en la cual comunidades que habitan los bosques tienen un rol central.

Investigación transversal: productos que contribuirán al fortalecimiento del sector forestal a nivel nacional.

Acceder a la convocatoria

El programa, ejecutado en forma conjunta por MAyDS y FAO Argentina, cuenta con un presupuesto general de USD 3.468.000 (USD 950.000 para esta primera convocatoria), provenientes del total de USD 82 millones otorgados por el FVC. Este pago fue obtenido por el país gracias al esfuerzo en la reducción de emisiones por deforestación evitada, conseguida a partir de la sanción de la ley de Protección ambiental de los bosques nativos, Ley 26331/2007 junto con el cumplimiento de los pilares de REDD+ con el fin de contribuir a los esfuerzos globales frente a la lucha contra el cambio climático y sus consecuencias.

La convocatoria se encuentra abierta hasta el 9 de diciembre. Las postulaciones pueden presentarse en la página del programa