Es urgente consolidar una sociedad del cuidado para avanzar hacia la igualdad de Género

La FAO intervino en la XV Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe. El debate central fue: “La sociedad del cuidado: horizonte para una recuperación sostenible con igualdad de género”, referido a las tareas que se realizan a diario, en su mayoría por mujeres, y que no son reconocidas, tales como: cocinar, limpiar, lavar, hacer las compras de supermercado, cuidar a niñas y niños y cuidar a personas mayores o con discapacidad, entre otras.

18/11/2022 | 3:26

Del 7 al 11 de noviembre se realizó la XV Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, de la cual Argentina fue sede, con eje especial en las tareas de cuidado, mayormente no remuneradas y asumidas por mujeres, e hizo un llamado a lograr una recuperación sostenible con igualdad de género en los países latinoamericanos y caribeños.

Organizada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en coordinación con ONU Mujeres, se trata del principal foro intergubernamental regional de las Naciones Unidas sobre los derechos de las mujeres y la igualdad de género, que este año celebra su 45 aniversario. Fue inaugurada por el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, y también participó la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Ayelén Mazzina.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), participó del encuentro e hizo intervenciones a través de María Laura Escuder, Oficial de Programas a cargo de la Representación de FAO en Argentina, y María Julia Cabello, punto focal de Género en FAO Argentina.

“La desigualdad social de la que son víctimas las mujeres y las políticas de cuidado son prácticamente inexistentes en los territorios rurales y en aquellos grupos más vulnerables de nuestra región; así se suman desigualdades étnicas, económicas o territoriales. Por lo tanto, no podemos hablar con propiedad sobre desarrollo rural si no avanzamos en la lucha contra la desigualdad de género. Para erradicar la pobreza y el hambre es necesario alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres en materia de producción sostenible de alimentos y desarrollo rural”, expresó Escuder.

“Es necesario desarrollar sistemas de cuidados que atiendan las necesidades de la población rural y operen sobre el reconocimiento, la reducción y la redistribución del cuidado, articulando políticas, programas y proyectos que reconozcan el territorio, los derechos de todas las personas a ser cuidadas, las interseccionalidades, robusteciendo con ello los sistemas de protección social de los países para un desarrollo rural sostenible e inclusivo que no deje a nadie atrás”, agregó.

«La Conferencia puso de manifiesto la necesidad de contar con información estadística de calidad, y pertinente para fortalecer las políticas de desarrollo de los países de la región. FAO identifica que hay que mejorar la calidad y disponibilidad de estadísticas oficiales sobre mujeres que habitan la ruralidad, que estén desagregadas por sexo, grupo étnico, grupo etario y zona geográfica para facilitar las metodologías que hacen los países», declaró Cabello.

“Las mujeres rurales son actores claves para lograr sistemas agroalimentarios sostenibles, y pueden incrementar la productividad de manera sostenible en nuestros territorios, previniendo la degradación de los recursos naturales y la perdida de la biodiversidad. Por eso desde FAO buscamos impulsar la inclusión productiva con enfoque de género”, enunció.

Documentos presentados en la XV Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe

En el encuentro se presentaron diversos documentos con recomendaciones de política, entre ellos, La sociedad del cuidado: horizonte para una recuperación sostenible con igualdad de género que orienta los trabajos de la XV Conferencia Regional y que alerta sobre la gran asimetría en la carga total de trabajo de hombres y mujeres: las mujeres trabajan más horas, pero menos de forma remunerada.

De acuerdo con los cálculos de la CEPAL, en la región las mujeres dedican un 19,6% de su tiempo al trabajo doméstico y de cuidados no remunerado mientras que los hombres apenas un 7,3%. Es decir, las mujeres dedican a estas actividades casi el triple del tiempo que ellos, lo que tiene «impactos» en su autonomía económica, ya que una de cada dos mujeres se encuentra en el mercado laboral y muchas perdieron masivamente el empleo.

También se presentó el documento Romper el silencio estadístico para alcanzar la igualdad de género en 2030, en el cual se presentó la situación actual de la producción estadística con enfoque de género en América Latina y el Caribe, los factores clave para avanzar en esta materia y los desafíos pendientes.

Según información de la CEPAL, la pandemia del COVID-19 generó un retroceso de casi 20 años en los niveles de participación laboral de las mujeres en la región. Aproximadamente 60% de las mujeres en hogares con presencia de niñas y niños menores de 15 años declara no participar en el mercado laboral por atender responsabilidades familiares, mientras que, en hogares sin presencia de niños y niñas del mismo tramo de edad, esta cifra se ubica en el 18%. La CEPAL ha estimado que cerrar las brechas género de participación laboral podría incrementar el PIB en 6,9 puntos porcentuales entre 2016 y 2030 en la región.

Acerca de la XV Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe

La Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe es un órgano subsidiario de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y es el principal foro intergubernamental sobre los derechos de las mujeres y la igualdad de género en la región. Es organizada por la CEPAL, como Secretaría de la Conferencia y, desde 2020, en coordinación con la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres), y de acuerdo con su mandato, generalmente, un Estado miembro de la CEPAL ofrece ser anfitrión de la Conferencia. En esta oportunidad, el Gobierno de Argentina fue el anfitrión de la reunión.