La aplicación de nitrógeno en cereales potencia las bondades del cultivo

Esta práctica tiene la intención de profundizar el conocimiento referido al manejo nutricional de las cosechas. Se consiguen curvas de eficiencia de nitrógeno en relación al rendimiento del grano, además del análisis de la calidad panadera.

13/08/2021 | 12:06

“Siempre vivo, siempre diverso” es el lema del Congreso Aapresid 2021, que se lleva a cabo desde este 11 de agosto. El evento de conocimiento en agricultura más destacado
del país abordará variadas temáticas. Una de ellas, tiene que ver con la aplicación de nitrógeno en cereales.
Parte de los avances tecnológicos y la eficiencia productiva potencian los tiempos y las calidades de cosechas. Por eso, uno de los objetivos de las compañías es ahondar en el
conocimiento del manejo nutricional del cultivo de trigo, como principal cereal. En los ensayos sembrados este año en la “ACAdemia” INTA, hubo dos variedades: ACA
Cedro y MS INTA 119, similares en su potencial de rendimiento y calidad panadera. El estudio se llevó a cabo para analizar combinaciones de nitrógeno y fósforo sobre los
estados de crecimiento de ambas cepas y, así, ver de qué forma impactan en el rendimiento del grano. Se miden los parámetros de calidad panadera y el contenido de
proteínas en grano.
Metalfor, empresa líder en fertilización, se destacó con la FSM4000, la máquina empleada en Marcos Juárez para dosificar el nitrógeno (urea granulada) en cada uno de
los tratamientos. Además, con una sembradora de siete metros de ancho de labor perteneciente a la Cooperadora INTA Marcos Juárez, se incorporó el fósforo en
distintas cargas. En relación a esto, Enrique Alberione, Investigador en Patología Vegetal de trigo de la Estación Experimental INTA, explicó: “Las dosis de nitrógeno arrancaron con 60 kg.
(120 kg. de urea); la intermedia con 120 kg. de N (240 kg de urea); y la mayor con 180 kg. de nitrógeno (360 kg. de urea). Sobre cada una de ellas, junto a la siembra, se
incorporó fósforo, empleando el producto comercial Micro Essential S9 dispuesto a dosis de 40, 80 y 130 kilos por hectárea, respectivamente”.
Uno de los déficits que aún se muestra en la producción de trigo en distintas zonas es el manejo de la fertilización del cultivo, tanto nitrogenada como fosforada. El Ingeniero
fue puntilloso: “De ahí la importancia que tiene esta red de ensayos, cuyo primer objetivo es evaluar combinaciones de dosis crecientes de nitrógeno y de fósforo
determinando así en cuál de ellas se da el mayor aporte para mejorar la calidad panadera”.

El nitrógeno es un nutriente muy demandado por el trigo, con implicancias directas en el normal crecimiento del cultivo y sobre el rendimiento final del grano. “Ante la
deficiencia de nitrógeno, la planta se amarillenta y no logra un buen estado general. En muchos casos, no se atiende debidamente su disponibilidad para el cultivo, por lo que,
con estas experiencias y resultados, nos proponemos revertir el panorama”, detalló Alberione.
Antes de comenzar con los ensayos con la fertilizadora FSM4000 de Metalfor, hubo un estudio meticuloso sobre dónde se realizarían: se concluyó que fuera en 12 sitios con
suelos y climas diferentes. Se definieron no sólo los lotes destinados a estas prácticas, sino también los sectores dentro de esos lotes por geolocalización, con los objetivos de priorizar la ubicación de los mismos pensando en la calidad de los resultados y poderles hacer seguimiento a través de imágenes satelitales. Otro punto a destacar fue la obtención en cada uno de los sitios de análisis de suelo para conocer el contenido de los principales macro y micronutrientes disponibles y la determinación del contenido de
agua útil.
Las prácticas se dieron en lugares elegidos por las Agencias de Extensión Rural (AER) pertenecientes a la Estación Experimental (EEA) Manfredi (Cañada de Luque, Brinkmann, Oncativo, Arroyo Cabral y Manfredi) y la AER pertenecientes a la EEA Marcos Juárez (Marcos Juárez, Bell Ville, Justiniano Posse, Camilo Aldao, La Carlota,
Laboulaye y Huinca Renanco). En todos los casos acordado con técnicos de cooperativas locales pertenecientes a la red de ACA.
El INTA lleva adelante capacitaciones en distintas partes del país sobre diferentes temas. En este caso, se hizo especial hincapié en la aplicación de nitrógeno y fósforo para una mejor producción de trigo. Se eligió a Marcos Juárez por el gran potencial productivo y porque tracciona diferentes actividades comerciales, como la de la
maquinaria agrícola. Una vez más, Metalfor, empresa líder en pulverizadoras y fertilizadoras, es parte de ensayos que ayudarán a potenciar la cosecha y el cultivo. Cuando haya finalizado este
estudio, la curva de eficiencia entregará el rendimiento del grano y los análisis de calidad panadera; se espera que la proteína caiga por el buen potencial de rendimiento
de las variedades de trigo elegidas.

Para más información: https://www.metalfor.com.ar/ o telefónicamente al +54 (3472)
425894. Por dudas e inquietudes comunicarse vía mail a [email protected] o

visítanos en nuestras redes sociales:

Instagram: @metalforsa Facebook: Metalfor Twitter: @metalforSA