Los chacinados Artesanales celebran su día

Cada 30 de agosto en Tandil se celebra el día del trabajador de la industria del chacinado y junto a él, celebramos la producción sustentable.

25/08/2022 | 7:57

Este sector estratégico para el país se ha desarrollado en tres grandes etapas. Primero la época de las Vaquerías. Luego la época de los Saladeros, en la cual la salazón de carnes (Tasajo) y la de los cueros era la principal preocupación de la explotación industrial para exportación, año 1850. Y finalmente la época de los Frigoríficos.

Hacia 1870 se produce la revolucionaria transformación en la conservación de las carnes, época de los frigoríficos, sustitución de la sal por el frío y primer embarque de carnes frescas con la utilización de ese método.

Es aquí donde comienza a desarrollarse el sector chacinero argentino, con características artesanales y con propiedades bien específicas a comienzo del siglo XX, lo que la diferenció de la industria frigorífica propiamente dicha, hasta llegar a la actualidad, donde existen más de 600 empresas familiares, en su mayoría pequeñas, con realidades bien distintas.

“Hoy en día, el sector del chacinado integra a toda la cadena agroalimentaria porcina que nace con el maíz y termina en productos de alto valor agregado como son los jamones cocidos, crudos, salames, salamines, chorizos y tantos otros que son referentes en el mercado internacional de especialidades, principalmente en Latinoamérica.

En una comunidad como la de Tandil, en la provincia de Buenos Aires que potenció también el desarrollo turístico asociado al producto, se generan más de 1200 puestos de trabajo directos y 3500 indirectos, propiciando una mejor calidad de vida para sus 157.000 habitantes.

El Consejo de productores, del cual participan las familias que elaboran salames artesanales, han logrado la certificación para la denominación de origen del Salame de Tandil, que es una membresía que otorga el Estado Nacional, que protege el gentilicio que habla de la calidad de un producto que se hace en una región con determinadas características y da garantía al consumidor de que el producto es de ese lugar.

Por todo ello y más saludamos a los trabajadores de la industria del chacinado que día a día les agregan valor a nuestros productos y celebramos la tradición de los oficios.