Precios altos e incertidumbre

El costo del riesgo precio, considerando las subas de las últimas semanas, el costo de cubrir precios más altos y quedar abierto a subas.

21/09/2020 | 1:44

Seis semanas consecutivas de subas para la soja en Chicago, que a nivel local también se hicieron sentir, con precios que superan a los precios internacionales, cuando les quitamos a estos últimos la proporción de retenciones locales. Subas para la 19/20 con saldos muy estrechos y subas para la 20/21, en medio de pronósticos climáticos poco prometedores.

¿Son buenos precios para asegurar?  ¿Cuánto pueden seguir subiendo?

La soja disponible y la del futuro cercano, noviembre y enero, a precios igual o superiores a U$S 280/TN, U$S 40/TN por encima del valor predominante en julio, y U$S 60/TN por encima del promedio entre marzo y junio de este año. Puede decirse que son buenos precios para el 37% de soja 19/20 a comercializar. Las subas podrían seguir hacia los U$S 300/TN, pero también podría frenarse a estos niveles o retroceder, no mucho por los estrechos saldos comercializables.

La soja 20/21 a más de U$S 255/TN, supera en U$S 35-40/TN a los precios futuros que rondaron los U$S 220/TN hasta julio de este año. Con expectativa de rendimientos alrededor del 40 qq/ha, estos precios son buenos para cubrir, al menos 30-40% de lo que se proyecta producir. Por cada quintal de recorte al rendimiento, el precio necesario para cubrir costos y lograr renta se eleva. La sequía 17/18 en Argentina, impacto en subas de casi U$S 40/TN en el mercado internacional y más de U$S 60/TN a nivel local, para el futuro mayo 18, que alcanzó más de U$S 320/TN. Las subas podrían seguir, pero no lo sabemos, y acotar la incertidumbre de no saber, transformándola en riesgo con límites de mínimo, tiene un costo.

¿Cuánto cuesta no saberlo y poner límite a la baja y adquiriendo derecho a captar subas?

Con fuertes subas internacionales y locales, e incertidumbre respecto a la continuidad de las mismas, así como del contexto nacional que varía más que los pronósticos diarios del clima, se habla de asegurar precios mínimos con coberturas flexibles a la suba, en informes anteriores se ha desarrollado el criterio y herramientas a utilizar para lograrlo, y ahora avanzaremos sobre el costo de estas estrategias, que representan el costo del riesgo precio.

SOJA 19/20:

Veamos el ejemplo de cubrir el futuro noviembre 2020 a U$S 289/TN, tal como cerró el pasado viernes 18/09/2020 en el MATBA.

  • Costo económico: cada contrato cobra una comisión de 0,25% y U$S 4 por tasa de registro, suman un total de U$S 76,25/contrato futuro de 100 toneladas, o U$S 0,76/TN de soja cubierta a noviembre a U$S 289/TN.
  • Costo financiero: Se deposita un margen de garantía de U$S 12/TN, que será usado solo en caso de subas de precio. Cabe destacar que este margen de garantía toma PESOS al tipo de cambio oficial de la fecha de realizada la operación, y, al cierre de la misma, el reintegro es al tipo de cambio del día de cierre.

Además de cubrir precio con futuros puede comprarse una opción PUT, asegurando, por ejemplo, un mínimo de U$S 280/TN a un costo de prima de U$S 3/TN.

  • Costo económico: se cobra una comisión de 0,125%, U$S 4 por contrato de tasa de registro y U$S 3/TN por costo de prima, es decir que, para una opción de 100 toneladas se alcanza un costo total de U$S 339/contrato, o U$S 3,39/TN.

La diferencia fundamental de ambas opciones es que la primera cubre un precio puntual de, en este caso, U$S 289/TN, y, llegado noviembre, en caso de conservar el contrato hasta ser ejercido, recibirá la diferencia hasta ese valor, en caso de haber bajado de precio, o entregará la diferencia desde ese valor, en caso de haber subido de precio. Sin embargo, la opción permitirá cobrar un mínimo de U$S 280/TN, y captar a noviembre todo precio que supere ese valor. Mientras el futuro tiene un costo financiero, la opción no lo tiene, pero supera en costo económico al futuro.

El costo del riesgo:

  • El costo de acotar el riesgo de obtener precios por debajo de U$S 280/TN, y el derecho de captar todas las subas por encima de ese valor, con el uso de la opción PUT, vale U$S 3,39/TN.
  • En el caso del futuro, el costo de acotar el riesgo de obtener precios por debajo de U$S 289/TN es de U$S 0,76/TN, mientras el costo de renunciar a subas por encima de ese valor, es infinito, es decir, hasta el máximo precio alcanzado, al momento de ejecutar el futuro, en caso de no haberse retirado antes.

SOJA 20/21

Avancemos hacia coberturas de mediano plazo, para la soja mayo 2021, cuyo precio futuro, al pasado viernes 18/09/2020, cerró a U$S 256/TN. Veamos el costo de un PUT que asegura un mínimo de U$S 242/TN a una prima de U$S 7,6/TN.

  • Costo económico: la comisión del 0,125% alcanza los U$S 30,25/contrato de 100 toneladas, sumado a U$S 4/contrato de tasa de registro, y U$S 760/contrato de prima. El costo total es de U$S 794,25/contrato, o U$S 7,9/TN.

Pasemos al costo de un PUT sintético, la cobertura que se arma a través de la venta de un futuro y la compra de una opción CALL, que permite técnicamente recomprar la mercadería vendida a un determinado precio, para venderla nuevamente, en caso de subas que lo ameriten.

Para soja mayo se hace una venta de futuro mayo 2021 a U$S 256/TN, y se compra un CALL asegurando un precio máximo de compra en U$S 270/TN, a una prima de U$S 6,9/TN.

  • Costo económico: La suma de comisión, tasa de registro y prima de la opción CALL suma U$S 727,75/contrato o U$S 7,28/TN. Mientras el futuro suma un costo entre comisión y tasa de registro de U$S 68/contrato o U$S 0,68/TN. Si sumamos el costo del CALL y el futuro, resulta en U$S 7,96/TN.
  • Costo financiero: Hay que sumar el depósito del margen de garantía de U$S 12/TN, es decir U$S 1.200/contrato.

Vemos que el costo del PUT convencional y el sintético, son muy similares, pero hay algunas diferencias a resaltar. Mientras el PUT cubre un piso de U$S 242/TN, el PUT sintético cubre un piso de U$S 256/TN. También hay que destacar que, en caso de subas de precio, se perderán las subas desde U$S 256 hasta 270/TN, con lo que, el recorrido hasta el CALL es muy amplio, lo que podría ser salvado parcialmente con la venta del CALL, ante subas, que permitiría captar subas de prima, tan variables como los precios futuros. Por último, mientras el PUT tradicional solo requiere un costo económico, al PUT sintético hay que sumarle el costo financiero de inmovilizar el margen de garantía.

El costo del riesgo:

  • El costo de acotar el riesgo de obtener precios por debajo de U$S 242/TN, y el derecho de captar todas las subas por encima de ese valor, con el uso de la opción PUT, vale U$S 7,9/TN.
  • En el caso del PUT sintético, el costo de acotar el riesgo de obtener precios por debajo de U$S 256/TN es de U$S 7,96/TN, mientras que la diferencia entre el valor del futuro a U$S 256/TN y el de la opción de compra CALL a U$S 270/TN, es el costo de renunciar a subas entre esos valores, U$S 14/TN, entre los que solo podré alcanzar el precio de venta del futuro a U$S 256/TN, y se ganaran subas si el precio de soja mayo superara U$S 270/TN. Se suma al PUT sintético, el costo financiero del margen de garantía, que se recupera al finalizar el futuro, y el pago del diferencial entre el precio del futuro y el del CALL, para recomprar la soja vendida.

Vemos que proteger un piso más bajo es menos costoso, pero también, proteger pisos más altos, permite ampliar la gestión de herramientas comerciales, que podrán ser vendidas durante el camino, en la medida que se obtengan oportunidades de capturar diferencias de precios, que sumen al precio final de la mercadería vendida.

Conclusiones: Para transformar la incertidumbre en riesgo, hay que poder medir la dimensión de cuán malo puede ser el resultado final. Es por esto que el riesgo precio se cubre a cambio de un costo cierto, que ofrece un mínimo, y da, según la herramienta usada, oportunidad de captar subas. En todos los casos, cubrir mínimos con flexibilidad a la suba, será más costoso que cubrir mínimos solamente, y agregará complejidad a la gestión comercial, así como ampliará las oportunidades de lograr mejores resultados al final de la campaña.

Hoy las ventas deben tener un destino hacia pagos o compras de insumos, en caso de no haber destino en el corto plazo, considerar coberturas flexibles, ya que las subas actuales podrían continuar, o bien cortarse, ante un contexto internacional que perciba que no le faltara mercadería en el mediano plazo. Evitemos que excesos de confianza en las subas, o temor a tomar estrategias que no hemos usado antes, limiten la gestión de precios tanto del saldo 19/20 como de la futura 20/21. Los precios son altos y la incertidumbre también, pasemos de incertidumbre ilimitada a riesgo medido, a través de la gestión comercial.

Marianela De Emilio

 Ing. Agr. Msc. Agronegocios

 [email protected]; TE: 03471-15556108

 INTA Las Rosas